La dieta mediterránea

La dieta mediterránea, famosa y conocida por todo el mundo por sus beneficios para la salud, además de ser equilibrada, proporciona todos los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo de manera diaria.

Esta dieta, convertida casi en una cultura al largo de los países costeros, defiende los alimentos crudos o poco procesados, frescos y de temporada.

Teniendo como base de sus comidas los alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres, frutos secos y setas) y los de origen cereal (pasta y arroz, sobretodo en su versión integral); la dieta mediterránea propone una alimentación equilibrada con los productos vegetales y animales, primando los productos animales procedentes del mar, sobretodo el pescado azul. Y reduciendo a una vez por semana las carnes rojas, y primando las carnes magras.

El aceite de oliva, el oro líquido; base de todos los platos de la cocina mediterránea, además de proporcionar un aroma y sabor a cada plato, contiene vitamina E, betacarotenos y ácidos grasos monoinsaturados que otorgan un cuidado extra a nuestro corazón.

Y de postre? Las frutas son alimentos muy nutritivos que aportan color y sabor a nuestra alimentación diaria, además de ser muy sabrosas. Los pasteles y dulces los debemos dejar para alguna ocasión especial.

Todo esto lo regamos con mucha agua, deporte y un poco de vino. Definitivamente, podemos conseguir disfrutar de cada sabor sin tener que preocuparnos por nuestra salud. Por eso en LaBorda, somos defensores y practicantes de la comida con sabor, fresca y de temporada, que con cada bocado disfrutéis del mediterráneo, sus costas y sus campos.

Bookmark and Share